Posted by on agosto 6, 2016

¿Sostenibilidad en la escalada?

La escalada, en todas sus modalidades que se practican al aire libre, está íntimamente ligada al medio ambiente. Se quiera o no, así es.

En los últimos años hemos estado observando un gran crecimiento en el número de aficionados a la escalada, principalmente en escalada deportiva y boulder. Naturalmente esto tiene consecuencias directas, buenas y malas.

Sostenibilidad: Cualidad de sostenible, características específicas del desarrollo que aseguran las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de futuras generaciones.

El concepto de sostenible es algo que me tiene bastante atareado en los últimos años y ha influido directamente en varios aspectos de mi vida como en la alimentación o el consumo en general.

Todo esto, unido a mi interés por la montaña y la escalada me ha planteado en diversas ocasiones nuevas dudas en relación a nuestro impacto como escaladores en el medio. Por ejemplo, cuando una vía es reequipada taladrando nuevos agujeros para las chapas junto a los antiguos. Hmmm…   Si seguimos haciendo esto, cuando una vía haya sido reequipada 4 veces será necesario bajar el grado de la misma debido al número de agujeros que nos encontraremos. Y esto no es el mayor problema, sino los agujeros en sí, porque no debemos olvidar que el cambio que efectuamos en el medio es irreversible.

El uso del magnesio, la basura “abandonada” al pie de las vías, anidación de aves o trifulcas en relación a escuelas de escalada que se sitúan en fincas privadas son también algunos de los problemas a los que la escalada se enfrenta actualmente.

Escalada sostenible

¡Prohibido escalar!

Como desgraciadamente sucede en otros campos cuando surgen problemas de este tipo, la administración tiende a elegir el camino fácil y rápido. Y este es el camino de la prohibición, un camino que es en muchas ocasiones de una sola dirección y sin vistas, es decir, un túnel, oscuro y sin salida.

Pero bueno, no estamos aquí para llorar (menos mal) y afortunadamente, en respuesta a todos estos problemillas ha surgido una asociación dispuesta a darlo todo por tod@s. L@s chic@s de Escalada Sostenible llevan desde el 2011 trabajando por un presente y un futuro en el que la escalada no plantee un problema para nuestro medio ambiente.

La organización “Escalada sostenible” trata de ser un medio a través del cual escaladores, propietarios y administración puedan llegar a acuerdos constructivos, que beneficien a todos. Cabe decir que hasta ahora, el mundo de la escalada no estaba representado de ninguna forma en las decisiones que se han tomado en relación a la gestión de espacios abiertos.

El fin principal es el dar a conocer la realidad del deporte y poder encontrar alternativas a esas temidas prohibiciones y restricciones, en ocasiones, desmedidas. Como por ejemplo, regulaciones dinámicas como las que se llevan a cabo en Montserrat.

Hacerse socio cuesta 15€ y sirve, entre otras cosas, para sufragar desplazamientos, permisos, servicios legales y demás gestiones necesarias en el proceso.

Es necesario que tomemos consciencia de nuestro impacto, ya no sólo en relación a la escalada, para poder minimizarlo, evitando así que nos pongan vallas al monte.

Aquí podéis ver el video que han realizado recientemente.

Y tú ¿Qué piensas?

 

Comentarios

Comenta algo

Comentar


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*