Posted by on Julio 29, 2016

Técnicas de escalada

Si ya te has iniciado en el inquietante mundo de la escalada seguramente ya hayas escuchado esto un par de veces antes: La escalada es todo pies! Sin embargo, cuando tu compañero de cordada recita esta mítica frase, por lo general sin acompañar de una explicación precisa del por qué y/o como, puede que mas que ayudarte, te frustre, (hablo desde la experiencia). La frustración lleva a la desilusión y después viene la desmotivación, es decir, el fin de la bonita aventura de la escalada. Las técnicas de escalada mostradas a continuación son la base fundamental en cualquier tipo de ruta.

Entrenamiento en escalada: Técnica de pies

 

¿Por qué?

El correcto uso de los pies es habitualmente la última habilidad a la que los escaladores iniciados prestan atención. Algo que no es tan sorprendente, ya que al inicio, es fácil asociar la efectividad en la escalada con la fuerza del tren superior, brazos en su mayor parte. Algo que en realidad es mucho menos importante que el tema que aquí tratamos. Aprender a colocar de manera óptima el peso en tus pies reduce la tensión en los antebrazos y facilita el colocar el cuerpo en una posición adecuada para alcanzar de manera eficiente la siguiente serie de presas. Si a esto sumamos que los músculos de las piernas son más fuertes y resistentes que los de los brazos, estamos evidentemente ante la clave para progresar en la escalada.

¿Cuando?

Es aconsejable centrarse en estos consejos cuando escales en toprope o hagas boulder cerca del suelo, para poder concentrarse en los movimientos con mas facilidad. Lo ideal sería entrenar dos o tres veces a la semana, pudiendo incorporar los ejercicios en unos 20 o 30 minutos de calentamiento. Es importante prestar atención a cómo se siente su cuerpo (retroalimentación sensorial), mientras realices los ejercicios. Las nuevas habilidades que adquieras no se convertirán en parte de tu repertorio habitual en la roca a menos que sean naturales y familiares para ti y tu cuerpo. Esto se puede acelerar practicando los movimientos en terrenos cada vez mas complicados.

¿Cómo?

Mantén los pies bajos y muévelos con frecuencia. Si entrenas en el rocódromo ya habrás visto que muchas rutas te obligan a hacer amplios movimientos entre los diferentes puntos de apoyo, y sí, cuando consigues hacer esos movimientos puede que llegues a encadenar la ruta azul, la roja o la verde, pero honestamente, esas técnicas de escalada tienen mucho menos valor cuando escalas ahí fuera, en la roca real. Durante la práctica, trabaja para hacer movimientos de pies pequeños y frecuentes. Trata de hacer tres posicionamientos de pie por uno de cada mano. No te sorprendas si tienes que añadir pies intermedios que no forman parte de la ruta establecida. Escalar de esta forma te va a ayudar a mantener tu cuerpo cerca de la pared y el peso de tu cuerpo en tus pies. Las grandes claves de la escalada en roca!

  • Debes centrarte en los pies y el cuerpo, no en las manos. Es fácil quedarse atrapado en secuencias de manos y poner los pies simplemente en el mayor resalte que puedes encontrar. Pero lo correcto es invertir el proceso de modo que coloques los pies en los lugares adecuados para poder progresar con una secuencia de manos lógica. El rocódromo es el lugar ideal para poner esto en práctica ya que es algo fácil de decir pero difícil de hacer a 18 metros de altura escalando de primero una ruta en tu nivel.
  • No se trata solamente de colocar la punta de nuestros pies de gato en el sitio adecuado en el momento justo, una vez que los pies están en la posición correcta, debes centrarte en adaptar los dedos al punto de contacto y el tobillo en relación a la mejor posición del pie de tal forma que la fricción sea llevada al máximo sobre el punto de contacto. Todo esto requiere naturalmente una gran cantidad de resistencia y el conocimiento del cuerpo.
  • Analiza cada punto de apoyo y busca la ubicación idónea para tu pie con precisión. No apartes la vista del punto de apoyo hasta que el pie esté perfectamente colocado.
  • Realiza el ejercicio anterior manteniendo los ojos cerrados hasta que tengas el pie firmemente colocado. Evalúa el rendimiento, primeramente a través de la sensación, posteriormente abriendo los ojos.
  • Evita la visión de túnel, la cadera, las piernas, los pies y tu centro de gravedad son herramientas fundamentales en la escalada, no te centres solamente en lo que tienes ante tus ojos.
  • Aprende de los demás, observa a los escaladores expertos en acción. Analiza cómo se mueven y utilizan sus pies.

Técnicas de escalada – Ejemplos gráficos

 

Técnica pies escalada

Pequeño agujero o cavidad

Introduce con precisión la punta y presiona hacia abajo con la puntera mientras elevas el talón ligeramente para contraer la pantorrilla.

 

Fricción agarre escalada pies

Pared lisa

Baja el talón en la medida de lo posible y curva los dedos de los pies hacia arriba para maximizar el contacto y la fricción con la superficie utilizada.

 

Esclada tecnica pies

Regleta

Ubica el pie de forma eficiente, utilizando la mayor parte de superficie y mantén el tobillo en un angulo de unos 90 °

 

técnicas de escalada

Romos

Baja el talón para maximizar el contacto y ejerce fuerza con los dedos del pie y el empeine hacia abajo, envolviendo la superficie.

> Consulta el mapa de escuelas y croquis de escalada para descubrir y encontrar nuevas zonas de escalada.

¿Te ha ayudado esta información? ¿Sabes de otras técnicas de escalada que funcionen? ¿Como llevas a cabo tu entrenamiento de escalada?

Compártelo con nosotros!

Posted in: Entrenamiento, Escalada

Comentarios

Comenta algo

Comentar


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*